Mi compromiso con los derechos de las mujeres y niñas y de la igualdad de género es absoluto, no sólo en el reconocimiento de nuestros derechos humanos, sino por una mayor participación en los espacios de decisión en todo ámbito.

El aporte de las mujeres a la construcción de la paz, a la soberanía alimentaria, al desarrollo sostenible y a una vida plena en armonía con la naturaleza es tremendamente valioso.