-Como Pronunciado-

Saludo
Señores y señoras Ministros de Relaciones Exteriores.
Representantes de los Países Observadores y demás autoridades presentes:

Estimados amigos y amigas:
Es un gusto estar aquí en Guatemala, y en este bello lugar tan querido en toda América. Nuestro agradecimiento y felicitación a Guatemala por gran trabajo realizado en el ejercicio de la Secretaría Pro Témpore que sabemos demanda un inmenso trabajo.

Nuestro saludo también a nuestra querida amiga Rebeca Grynspan, quien con su dedicación, energía y cariño por la SEGIB, hace que muchos de los proyectos avancen y se vayan consolidando en el espacio iberoamericano.

Como ustedes conocen, el 24 de mayo asumió el gobierno el Presidente Lenín Moreno Garcés, quien de manera decidida impulsa todas las iniciativas que permitan fortalecer los lazos de la integración, la cooperación internacional para el desarrollo y la amistad entre los países del espacio iberoamericano.

Como Gobierno haremos todos los esfuerzos necesarios para alcanzar una Iberoamérica equitativa, inclusiva y sostenible, con justicia social, con igualdad para todos y todas.

Bajo nuestros principios y valores, actuamos a favor de la defensa de los derechos humanos de todas aquellas personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad, especialmente las personas con discapacidad, mujeres, niños, niñas y adolescentes, pueblos y nacionalidades indígenas y afrodescendientes.

Buscamos que los logros alcanzados en la última década se consoliden. Cerca de dos millones de personas salieron de la pobreza, y para el 2021 nos proponemos erradicar la extrema pobreza.

Para lograrlo, hemos construido el Plan Nacional de Desarrollo 2017-2021 “Toda Una Vida”, que busca cumplir los derechos de para todos los ciudadanos y ciudadanos del Ecuador. Esto implica la garantía de derechos desde el embarazo hasta llegar a una muerte con dignidad. Buscamos mayores niveles de inclusión social para que nadie se quede fuera. Bajo esta consigna movilizadora, se han activado programas sociales para
la atención integral de los más necesitados. 

Además, hemos puesto como eje de la política al diálogo nacional. Confiamos plenamente en las capacidades del diálogo para construir un país incluyente.

El Plan Nacional de Desarrollo para estos cuatro años de gobierno, fue construido de manera participativa, al igual que la Agenda de Política Exterior elaborada en la Cancillería. Tomamos en cuenta las diversidades de voces en nuestro país, como de todos nuestros migrantes en los distintos países del mundo.

Misión Casa para Todos, un plan de vivienda para los más necesitados, para que tengan una vivienda digna. Misión Manuela Espejo para incorporar dignamente a cada persona con discapacidad. Es importante mencionar la Ley presentada por el Presidente Lenín Moreno, que se aprobó en la Asamblea Nacional, para erradicar la violencia contra las mujeres. Así decimos en Ecuador: ¡Ni Una Menos!

Muchos de los problemas que tenemos son comunes a todos nuestros países, por eso hago un llamado a juntar los esfuerzos, a trabajar de manera coordinada para superar los problemas de la pobreza y la desigualdad.

Sin duda, la cooperación internacional para el desarrollo debe asumir los nuevos retos que la región demanda, por cuanto vivimos un cambio de paradigma sobre lo que hemos entendido y practicado como cooperación.

La cooperación internacional debe innovarse para estar a la altura de las demandas sociales de nuestros pueblos. No es viable una cooperación que se sostenga con criterios de beneficencia, caridad, paternalismo o peor aún que depende de criterios, mediciones, métricas que no las hemos elaborados nosotros, pero que nos clasifican y definen si somos aptos o no para acceder a los recursos de la cooperación.

Considero que mientras haya pobreza como la existente en el mundo, mientras haya una acumulación exorbitante de riqueza en pocas manos, mientras haya paraísos fiscales donde se esconden capitales que no pagan impuestos, será difícil salir de
la pobreza.

Por eso la cooperación para el desarrollo debe responder al siglo XXI, debe responder a los criterios éticos de lucha contra la pobreza, debe aportar a cumplir la planificación y las prioridades nacionales.

Como todos conocen la pasada XXV Cumbre Iberoamericana de Jefas y Jefes de Estado y Gobierno, celebrada en Cartagena en 2016, planteó las reflexiones y acciones a favor de los y las jóvenes y la educación, como aporte para la construcción de sociedades inclusivas, diversas y prósperas.

Es importante seguir fortaleciendo la “Alianza para la Movilidad Académica Iberoamericana”.
La educación como bien sabemos es una herramienta para una mayor y mejor movilidad social. Es la herramienta que permite fortalecer nuestras capacidades.

Por eso los animo a fortalecer esta iniciativa, facilitando los mecanismos para que se otorguen a nuestros estudiantes garantías en lo migratorio, profesional y educativo. De esto modo práctico construimos un espacio común de conocimiento en la comunidad iberoamericana.

Con educación de excelencia generamos mayores oportunidades para salir de la pobreza. Aquí el rol de la cooperación Sur-Sur y triangular es clave para generar espacios de movilidad e intercambio de docentes, científicos, investigadores y todos aquellos profesionales que deben y pueden aportar a la transferencia de ciencia y tecnología como de innovación.

La educación, queridos amigos y amigas, es un factor determinante para crear oportunidades de empleo, de emprendimiento, que de seguro nos permitirán cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Además, es la vía adecuada para superar toda forma de violencia estructural que daña el tejido social de nuestras sociedades.

HACIA LA XXVI CUMBRE IBEROAMERICANA, LA ANTIGUA GUATEMALA

Debemos fortalecer la cooperación iberoamericana, con fundamentos claros y transparentes, donde prime el espíritu de la responsabilidad histórica compartida, que busque la complementariedad y la eficacia.

Así, la cooperación iberoamericana contribuirá a fortalecer las capacidades técnicas y el intercambio de experiencias, para beneficio de nuestros pueblos. Debemos, además, fortalecer la cooperación Sur-Sur, para tener una voz más fuerte y soberana en los foros internacionales.

Quisiera referirme al proceso de “graduación”, que a veces resulta contradictorio, porque es el resultado de mejorar las condiciones de vida de nuestro pueblo en lo social, empleo,
salud y educación, o en sus indicadores macroeconómicos. Este proceso excluye las posibilidades de continuar en los procesos de cooperación.
Debemos superar estas visiones cuantitativas y tener claro que mientras haya pobreza e inequidad, la cooperación es un deber ético, moral en la responsabilidad histórica y mundial para lograr la equidad.

Debo insistir que los países que estamos ubicados como de “renta media”, todavía enfrentamos grandes desafíos, más aún, cuando las crisis internacionales que no se producen en nuestros países, traen gravísimas consecuencias y ponen en riesgo todo lo alcanzado.

Llamo a que reflexionemos sobre esta problemática y comprendamos que los logros sociales alcanzados requieren mayores niveles de estabilidad social, política; acuerdos
internacionales para el desarrollo sostenible. El que la riqueza global no puede terminar en pocas manos. Que cuando hay abundancia las riquezas se concentran en pocos y cuando hay crisis, el costo lo terminamos pagando los países pobres. Para salir de la pobreza necesitamos el esfuerzo común de todos los países.

Parte de esta nueva cooperación que debemos lograr está en avanzar en la cooperación tributaria internacional, eje clave para el cumplimiento de la Agenda 2030.

Tenemos que juntar fuerzas para combatir todo forma de elusión y evasión fiscal, porque este tipo de prácticas vulneran nuestro desarrollo. Debemos cooperar para mejorar los sistemas de recaudación de impuestos.

Cooperar para combatir los flujos financieros ilícitos y los paraísos fiscales, los cuales representan una vergüenza para el mundo. Lograremos así mayor y mejor transparencia y justicia fiscal.

Y junto a estos esfuerzos, debemos avanzar en la Iniciativa para tener mecanismos vinculantes para prevenir la violación de derechos humanos y que garanticen la reparación de los derechos vulnerados por parte de empresas transnacionales.

En la Cumbre de Cartagena, se aprobó el Comunicado Especial sobre Empresas y Derechos Humanos, recordando la Resolución 26/9 sobre Derechos Humanos y Empresas Transnacionales para la adopción de un Instrumento Jurídicamente Vinculante en la materia.

Seguimos trabajando contar con este nuevo instrumento de derechos humanos, para lo cual esperamos seguir contando con el respaldo de los numerosos gobiernos y organizaciones sociales.

Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores de la Cumbre Iberoamericana 2018 #CaminoALaCumbre.

Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores de la Cumbre Iberoamericana 2018 #CaminoALaCumbre.

Despedida

Queridos amigos y amigas, saludamos la consolidación de las oficinas subregionales de la SEGIB, de manera particular la oficina regional para los países andinos, que de seguro fortalecerá la cooperación entre nosotros. Auguramos todos los éxitos a Moni Pizani, una querida amiga, como nueva Directora Subregional para los países andinos.

Finalmente, quiero decirles que estoy convencida que la Cumbre Iberoamericana siempre será un espacio de diálogo, respeto mutuo y el lugar para consolidar nuestras relaciones estratégicas, siempre pensando en nuestros pueblos, que anhelan salir alcanzar una vida en paz con dignidad y justicia para todos y todas.

Muchas gracias.

Fuente: Documentos del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, Ecuador.

0

Nuestra conversación en redes

[custom-twitter-feeds showheader=false num=2]