Fuente: Confirmado.net

Las imágenes no se pueden olvidar. Familias desesperadas en asfixiantes contenedores de transporte y embarcaciones desvencijadas. Cuerpos arrastrados hasta las costas y playas tras el fracaso de la travesía. Personas traumatizadas y rotas por años de abusos y explotación.

Nos abruman las historias de violencia y actos predatorios perpetrados por quienes están dispuestos a explotar a personas desesperadas en beneficio propio. Nos estremecemos al comprender que los niños corren el riesgo de sufrir daños irreparables —incluso de morir— por el mero hecho de que sus familias intenten darles un futuro mejor.

Sin embargo, hoy, en la conmemoración del Día Mundial contra la Trata de Personas, no es momento para reflexionar sobre lo que sentimos acerca de los migrantes víctimas de la trata. Este día debe servirnos más bien de advertencia. Ha trascurrido un año más, y debemos recordar que por mucho que hayamos logrado, aún no hemos hecho lo suficiente. Es hora de poner fin a la trata de hombres, mujeres, niños y niñas en todo el mundo.

0

Nuestra conversación en redes

En la #OEA propongo implementar una política de recursos humanos con estándares internacionales y procesos de reclutamiento imparciales y basados en mérito.

Los invito a ver mis propuestas para el siguiente período de trabajo de la Secretaría General: https://t.co/ZKCUvQ148C

80 años pasaron hasta que hoy una mujer presida @EFEnoticias. Mi reconocimiento y felicitación a @GabrielaCanas, su aporte sin duda enriquecerá la labor periodística de la agencia pública.
https://t.co/1BoB50tZsY vía @elpais_espana